Ministerio de Educación entrega de manera gratuita libros de texto

distribuyen-libros-gratis-nm

La entrega se realiza como estrategia social de eliminación de barreras de acceso a la Educación General Básica (EGB), y como apoyo a la implementación del currículo nacional. 

Todos los años el Ministerio de Educación entrega de manera gratuita libros de texto y cuadernos de trabajo a los estudiantes de escuelas públicas que asisten a los diez años de la EGB, además de las respectivas guías didácticas para sus docentes del sistema educativo público.

Este instructivo tiene dos partes, referidas a sus dos propósitos principales: (1) describir la actual política de producción y entrega de textos escolares, segmentada para tres grupos de estudiantes de EGB, y (2) normar los procedimientos que las autoridades de los centros escolares deben observar para el préstamo de textos escolares de tapa dura a estudiantes de 4º, 5º, 6º y 7º años de EGB.

Política de distribución de textos escolares 

Estudiantes de 1°, 2° y 3° de EGB:

Los estudiantes de 1° de EGB reciben un solo texto integrado, mientras que los estudiantes de 2° y 3° de EGB reciben tres textos:

  • El de Lengua y Literatura,
  • El de Matemática, y
  • El de Entorno Natural y Social.

Los textos para los estudiantes de 1°, 2º y 3° de EGB también contienen ejercicios, por lo que ellos no reciben un cuaderno de trabajo por separado. Estos textos pertenecen a los estudiantes, y por lo tanto pueden hacer anotaciones en ellos y también pueden conservarlos.

Estudiantes de 4°, 5°, 6° y 7° de EGB:

Los estudiantes de 4°, 5°, 6° y 7° de EGB [1] reciben dos textos biáreas:

  • Uno contiene el área de Matemática y el área de Lengua y Literatura, y
  • Otro contiene el área de Estudios Sociales y el área de Ciencias Naturales.

Los textos biáreas pertenecen a los centros escolares y se entregan en calidad de préstamo a los estudiantes durante el año lectivo, lo cual significa que los estudiantes tendrán que devolverlos en excelente estado de conservación al finalizar el año escolar. Por lo tanto, los estudiantes no deben escribir ni hacer ningún tipo de marcas en estos textos.

Además, los estudiantes de 4°, 5°, 6° y 7° de EGB reciben cuatro cuadernos de trabajo:

  • El de Lengua y Literatura,
  • El de Matemática.
  • El de Estudios Sociales o  el de Ciencias Naturales.

Los cuadernos de trabajo pertenecen a los estudiantes, y por lo tanto pueden hacer anotaciones en ellos y también pueden conservarlos.

Estudiantes de 8°, 9° y 10° de EGB:

Los estudiantes de 8°, 9° y 10° de EGB reciben cuatro textos:

  • El de Lengua y Literatura,
  • El de Matemática,
  • El de Estudios Sociales, y
  • El de Ciencias Naturales.

En esta ocasión, los textos para estudiantes de 8°, 9° y 10° de EGB pertenecen a los estudiantes.

Reglas para el préstamo de textos escolares pertenecientes al centro escolar

La expectativa de duración de los textos escolares de tapa dura es de al menos tres años. Es decir que cada texto de tapa dura deberá ser usado por al menos tres diferentes y consecutivos estudiantes.

Para lograr esta meta, las autoridades de los centros escolares serán responsables de la administración de los textos escolares de tapa dura, así como de la implementación de un sistema de corresponsabilidades que garantice el buen mantenimiento de estos textos, o de su oportuno arreglo o reposición, en caso de su daño o pérdida definitiva. Esto significa que, en caso de pérdida definitiva del texto o daño que impida su uso, el padre de familia o el representante legal del estudiante deberá asumir el costo del texto para su reposición. Del mismo modo, en caso de daño parcial del texto, el padre de familia o el representante asumirá el costo de su reparación.

Normas que deben ser aplicadas por las autoridades 

Las autoridades de la institución educativa deben aplicar las siguientes normas para el buen uso y cuidado de los textos de tapa dura:

Designar a una persona o a un grupo de personas de la institución, dependiendo del número de estudiantes, para responsabilizarse por la administración del préstamo de los textos escolares de tapa dura. Se sugiere que realice las siguientes actividades:

  1. El centro escolar debe verificar que el número de textos de tapa dura recibidos coincida con el número de estudiantes de 4°, 5°, 6° y 7° matriculados.
  2. En caso de haber exceso o insuficiencia, se debe reportar el hecho de inmediato a la Dirección Provincial de Educación.
  3. Los directivos y profesores de aula, antes de entregar los textos de tapa dura a los estudiantes, deberán numerarlos y codificarlos. Esto implica el mantenimiento de una base de datos, que puede ser manual o electrónica, en la que se indique el texto no fungible y se señale el código único asignado a cada uno, su título completo, el año de su publicación, y varios espacios para consignar los nombres de los estudiantes a quienes ese texto se entregará en préstamo.
  4. Para la entrega de los textos de tapa dura, es necesario que el representante legal de cada  estudiante firme un acta de entrega-recepción por medio de la cual se comprometa a pagar la suma de USD 5 por cada texto no devuelto, que incluye el costo del texto más los gastos administrativos y de distribución. Así mismo, en caso de daño parcial del texto, deberá asumir los costos de su reparación, determinados por el centro escolar.
  5. La autoridad del centro escolar debe explicar a los docentes, así como a los estudiantes, padres y madres de familia, que los textos de tapa dura son propiedad del centro escolar; es decir, son bienes públicos, y que, por lo tanto, deben ser cuidados esmeradamente. En caso de que no lo fueren, el padre de familia o representante de cada estudiante debe responder económicamente por el daño o pérdida de los textos de tapa dura que fueron puestos bajo su responsabilidad.
  6. Por su parte, los docentes deben explicar a sus estudiantes la manera de llenar la ficha que se encuentra en la portada interior de cada texto de tapa dura.
  7. La autoridad del centro escolar debe realizar informes periódicos (trimestrales) sobre el estado de los textos, informes que deberán ser enviados a la Dirección Provincial de Educación.
  8. Al finalizar el año lectivo, la autoridad del centro escolar debe revisar el número y el estado de los ejemplares devueltos por el estudiantado y gestionar su reposición en casos de necesidad.
  9. En caso de daño que afecte el uso futuro del texto, el padre de familia o representante deberá asumir el costo de su reparación. El centro escolar determinará los precios que se pagarán, en función del tipo de daño. Cualquier queja por cobros excesivos se tramitará a través de las direcciones provinciales de Educación.
  10. En caso de pérdida definitiva del texto, el padre de familia o representante deberá depositar USD 5 en la cuenta del Ministerio de Educación, cuyo número será notificado oportunamente, a más tardar dos semanas antes de finalizar clases. El recibo del depósito se debe entregar a la máxima autoridad del centro escolar.

Si el estudiante llegara a perder el texto antes de finalizar el año escolar, su representante legal, además de pagar USD 5, deberá descargar una copia del texto del sitio web del Ministerio de Educación, para que el estudiante pueda continuar con sus estudios.