Saltar al contenido principal

Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano intercambió experiencias con el economista Ha-Joon Chang

Ha- Joon Chang en su visita al Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano

 El Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano (Mccth) recibió en sus instalaciones al economista Ha-Joon Chang, especialista en economía del desarrollo y profesor en la Universidad de Cambridge, considerado uno de los economistas heterodoxos más reconocidos e influyentes del mundo, para compartir sus apreciaciones sobre la importancia del conocimiento y la innovación para alcanzar la prosperidad y el desarrollo.

"la producción es una condición para generar tecnologías avanzadas y debe adaptarse a la situación particular de cada país; es esencial articular las necesidades en materia de talento humano y producción, al igual que la educación y las políticas de investigación con la política industrial y la inversión pública " Ha- Joon Chang

Durante el encuentro que se desarrolló el 5 de enero pasado, el Dr. Chang manifestó que el conocimiento y la innovación son factores centrales en la economía y resaltó cómo el Gobierno ecuatoriano los ha impulsado, mediante Ministerios e instituciones públicas que promueven su desarrollo y fortalecimiento. De igual forma, indicó que el Ecuador ha marcado un camino claro hacia el desarrollo mediante la protección de la producción nacional, el fomento de nuevos sectores productivos, la priorización de sectores estratégicos y -en general- la configuración de un Estado activo.

Para el profesor Chang fabricar cosas no es la clave para la prosperidad económica, como sí lo es el control sobre el conocimiento productivo y tecnológico. Explicó que los servicios de conocimiento intensivo (investigación, diseño, ingeniería), que supuestamente son nuevos, siempre han estado presentes. Un ejemplo de esto es Sillicon Valley que -contrario a lo que muchos piensan- no es fruto de inversión privada, sino que es el resultado de la inversión estatal en el conocimiento y la investigación, lo cual permitió que se genere una estructura del conocimiento con talento humano capacitado, que más tarde propulsará a gran escala la economía del país.

El catedrático de Cambridge aseguró que para tener innovación y desarrollo tecnológico se debe impulsar al sector productivo de las industrias y sus fábricas. De esta manera, se forma un talento humano lo suficientemente capacitado para aumentar la productividad. Un ejemplo de esto es Holanda en el sector de la agricultura, ya que pese a no tener tierras, son el tercer mayor productor agrícola del mundo. Lo han conseguido gracias a un amplio proceso de tecnificación; mediante la capacitación de talento humano y la innovación, siembran plantas en el agua, las alimentan con químicos de alta calidad, utilizan un completo control del sistema de alimentación, enfocándose en tener una alta producción agrícola.

Según Chang, la diferencia entre la agricultura y la manufactura es que dentro de esta última se puede configurar métodos para acelerar y maximizar la producción, mientras que con la agricultura siempre existirá una limitación natural. En el caso de Ecuador, puntualizó que se debe buscar la forma de iniciar una cultura de innovación agrícola para añadir valor agregado a los productos de exportación. En su opinión, ningún país tiene tecnologías desarrolladas desde el principio; es un proceso que conlleva años de arduo trabajo, mediante políticas públicas en materia de educación e industria, acompañadas por inversión estatal con miras a tener resultados dentro de 10, 20 y hasta 30 años.

Finalmente, el experto asiático enfatizó que la producción es una condición para generar tecnologías avanzadas y debe adaptarse a la situación particular de cada país; es esencial articular las necesidades en materia de talento humano y producción, al igual que la educación y las políticas de investigación con la política industrial y la inversión pública.

El conocimiento y el talento humano son los pilares fundamentales para promover una sociedad justa y solidaria”.